La ley 20.016, conocida como Ley de Calidad de la Vivienda, introdujo modificaciones a la Ley General de Urbanismo y Construcciones. Entre ellas, las referentes a los plazos en que caducan las garantías legales a las que tienen derecho los primeros dueños de una propiedad. Éstos son:

1. En el plazo de diez años, en el caso de fallas o defectos que afecten a la estructura soportante del inmueble.
2. En el plazo de cinco años, cuando se trate de fallas o defectos de los elementos constructivos o de las instalaciones.
3. En el plazo de tres años, si hubiese fallas o defectos que afecten a elementos de terminaciones o de acabado de las obras.

Los plazos de prescripción se contarán desde la fecha de la recepción definitiva de la obra por parte de la Dirección de Obras Municipales, con excepción del señalado en el número 3, que se contará a partir de la fecha de la inscripción del inmueble a nombre del comprador en el Conservador de Bienes Raíces respectivo.

Ley 20.016, 2015 En los casos de fallas o defectos no incorporados expresamente en los numerales anteriores o que no sean asimilables o equivalentes a los mencionados en éstos, las acciones prescribirán en el plazo de cinco años.

Los plazos de prescripción se contarán desde la fecha de la recepción definitiva de la obra por parte de la Dirección de Obras Municipales, con excepción del señalado en el número 3, que se contará a partir de la fecha de la inscripción del inmueble a nombre del comprador en el Conservador de Bienes Raíces respectivo.

Ley 20.016, 2015

Para no tener sorpresas y aprovechar tus garantías legales en tu hogar en caso de necesitarlas contrata nuestros servicios de inspección con el siguiente Formulario de Cotización

COVID-19 PROTOCOLO

Los Inspectores de Viviendas IVICH estamos muy conscientes de los riesgos en su salud y seguridad, así como también la de nuestros colaboradores. Por lo anterior, seguiremos trabajando con las medidas de seguridad e higiene más altas posible. Sin embargo también solicitamo su colaboración.

En este momento, requerimos a nuestros clientes mantener la distancia social durante todo el tiempo que dure la inspección.
Revisaremos con Ud. el informe de inspección solo por vía telefónica, videoconferencia o correo electrónico después de la inspección.
Solicitamos que las viviendas sean desocupadas durante la inspección. Aunque es comprensible que esto no pueda ser posible siempre.
Somos conscientes en la desinfección de las áreas comunes por lo que utilizaremos guantes todo el tiempo, como también tapabocas y alcohol gel para minimizar el riesgo.
Tendremos la cautela de lavarnos y desinfectarnos las manos antes, durante y después de una inspección, y siempre usar el equipo de protección personal correspondiente durante la inspección.
Adicionalmente, seguimos muy atentos las recomendaciones del Ministerio de Salud de Chile, así como las restricciones particulares en cada comunidad.

Estamos comprometidos en responder de manera coherente con nuestra misión de ofrecerle la mejor experiencia de inspección posible. Estamos aquí por usted y lo apoyaremos en todo lo que sea posible.

Atentamente,